Soda Stereo – “1987, la Tragedia de San Nicolás”

El 2 de mayo de 1987, mientras Soda Stereo giraba con su disco “Signos”, se presentó en la ciudad de San Nicolás, Buenos Aires, Argentina, ante 2500 personas. La disco en cuestión se llamaba “Highland Road” y un derrumbe inesperado dejó un saldo de cinco muertos y más de 110 heridos.

Portada y contraportada de ‘Signos'”
Portada y contraportada de ‘Signos'”

Testimonios de Zeta y Gustavo

Zeta Bosio: “La peor noche de Soda fue la de San Nicolás, definitivamente”.

Gustavo Cerati: “Arrancamos con “Persiana Americana” y todo se vino abajo. Se cayó una grada con gente. Se iba cayendo despacio, y uno veía a la gente que se iba tirando encima de otra gente. Lo de San Nicolás fue un shock durante mucho tiempo”.

Palabras de un asistente

Según el relato de una sobreviviente de la tragedia: “Highland fue un ícono de la noche de San Nicolás, discoteca a la cual solo podían entrar mayores de 18 años. Esa noche había público de hasta 30 y 40 años. A la citada disco ya habían concurrido otros artistas del rock nacional tales como Sumo y David Lebón entre otros, pero todos poseían una convocatoria modesta. El caso de Soda Stereo fue diferente, porque por aquel entonces estaba en su esplendor, era la banda que sonaba en todos lados, no podías dejar de ir a verlos”.

¿Cómo era Highland Road?

La disco era un espacio rectangular, un túnel por así decirlo. Tenía un escenario al final del recinto y dos pasillos en los cuales había una barra para pedir tragos y dos entrepisos. En síntesis, una estructura similar a la de todos los recintos que existen hasta el presente. Por donde se ingresaba, era por donde también se salía.

Los Hechos

“Portada diario “Clarín” del 4 de mayo de 1987“
Portada diario “Clarín” del 4 de mayo de 1987

Arrancado el concierto se produjo el desastre, la luz se cortó y comenzaron los gritos y el terror. Al contrario de tragedias como la de Cromagnon, la energía eléctrica se reestableció rápidamente. Pero cuando volvió comenzó el caos, porque la gente que estaba resguardada en el sector que no se había derrumbado temió que ocurriese lo mismo en dicho sector.  Todo el mundo quiso ponerse a salvo pero la desesperación colectiva lo único que logró fue empeorar una situación que ya de por sí era caótica. Gritos, llanto, polvo y desesperación colectiva era lo que reinaba.

Testigos alegan que la banda y su personal ayudó a rescatar personas. Seis días después de este lamentable suceso, Soda Stereo volvió a presentarse en Buenos Aires con un concierto simple dedicado a las víctimas, el cual reflejaba el dolor por lo ocurrido.

Las “Causas”

“‘Crónica’, como siempre dando ‘la nota’“
“‘Crónica’, como siempre dando ‘la nota’

Posteriormente se supo que el lugar estaba habilitado para 1500 personas, pero esa noche había más de 2500 asistentes presenciando el concierto. El mismo cerró por un tiempo pero luego reabrió sus puertas. Desgraciadamente y en un contexto similar pero de dimensiones mucho más escalofriantes, décadas después la tragedia volvería a azotar al rock argentino. Algunas cosas cambiaron a nivel seguridad, pero la experiencia y la realidad demuestra que todavía existen y van a existir recintos cuya capacidad exceda a la permitida, como si nada hubiese ocurrido nunca. Pruebas no tengo y no estoy acusando a nadie, pero los que transitan la noche lo supieron, lo saben y lo sabrán.

Algunas Preguntas, sin Respuesta

¿Qué hubiera sido de la carrera de Soda Stereo si lo que ocurrió en 1987 le hubiese ocurrido en 2003?. ¿Qué hubiese pasado si en vez de 5 personas morían casi dos centenares?. ¿Se mide la gravedad de un hecho por el número de víctimas?. ¿Estamos condenados a repetir siempre la misma historia?.

Nadie, absolutamente nadie quiere otro San Nicolás, otro Hangár ni muchísimo menos otro Cromañon. Entonces, ¿Qué hace falta para que la historia definitivamente no vuelva a repetirse?. Con recordar nada más, indudablemente no alcanza.

Yo conozco ese lugar donde revientan las estrellas. Te rescataré, te rescataré” rezan algunas estrofas de “Lo que sangra (la cúpula)”, canción de Soda Stereo que integra el álbum “Doble Vida”, lanzado el 23 de septiembre de 1998, en alusión a este fatídico evento.

Esta reseña está dedicada a la memoria de quienes perecieron el 2 de mayo de 1987, a sus familias y seres queridos“.

Compartir:
error: Este contenido está protegido