¿Plagio o Influencia?

En muy resumidas cuentas y según la ley 11.723 de Propiedad Intelectual en su artículo 10, 8 compases seguidos iguales a otra canción ya editada es plagio. Para los que entienden sobre compases y música, nada que aclarar. Los que no entienden, mil disculpas.

El plagio

Es tema se viene hablando desde hace añares, desde himnos nacionales y obras sinfónicas, pasando por tangos o el género que quieras, siempre está presente el “fantasma del robo” y la consecuente acusación. Hay artistas que han plagiado descaradamente y otros que han comprado canciones, lo cual no está penado por la ley. También existe hasta un artista hispano de PopRock que tiene un riff, el cual es exactamente igual al de una agrupación de heavy metal gótico alemana, que dudo que la conozca, sin ánimo de subestimarlo. O Sea, hay de todo en la viña del señor y personalmente he detectado compases exactamente iguales en muchas canciones, o bien melodías que me remiten a otras. Queriendo o sin querer, o sin querer queriendo como diría “El Chavo del 8” parecidos hubo, hay y habrá siempre.

Una historia personal

Voy a traer al presente una historia personal porque no quiero hablar de ningún artista en particular, me voy a poner yo como ejemplo, porque aplica al caso y porque no quiero herir susceptibilidades.  Hace años quería formar una banda de rock y con un amigo  estábamos embobados con la composición en computadora a través de instrumentos virtuales (Vst Plugins). La idea era armar un disco en forma virtual, para luego ir a buscar a los músicos con los temas. En mi caso escribí una canción. Hice bajo, batería, guitarra, teclados, voces, coros, todo en la computadora de mi casa. Estaba enloquecido con la canción y como las guitarras virtuales suenan horribles (o al menos yo no las sabía hacer sonar bien), llamé a un amigo guitarrista para que las grabe.

El guitarrista en acción

Vino el violero, grabó las violas, escuchamos el tema y me dice: ¿Te das cuenta que el riff es el mismo de “Still Got The Blues” de Gary Moore pero con distinta figuración?. Me bajé de la nube emotiva que me inundaba y le dije “Si, tenes razón, que loco… hace meses que estoy con este tema y nunca me di cuenta”. Gary Moore fue una influencia en mi vida, lo escucho desde Thin Lizzy hasta su carrera solista, pero no me había percatado de esto. No lo hice a propósito, lo juro por la luz de mis ojos. La canción a mí me encantaba, la banda nunca la logramos armar, por algún lado quedó la canción tirada pero el guitarrista tenía razón, sin querer me había “robado” unos cuantos compases, por así decirlo, sin malicia de ningún tipo.

Consideraciones finales

Hay quienes creen y sostienen que ya está todo inventado. El rock and roll viene dando batalla desde 1950 y pico hasta el presente. Yo no sé si está todo hecho ya o queda mucho por crear todavía. Prefiero pensar que esa antena que somos, que simplemente baja cosas del éter, como alguna vez definió Keith Richards al proceso de composición musical, no tiene límites. Quiero creer que las posibilidades creativas son infinitas, que ese transmisor va a seguir pariendo genialidades por los tiempos de los tiempos, pero lo que no puedo descartar es que sin querer haya artistas que, bajo el manto de lo que mamaron desde pequeños, caigan en el alumbramiento de una obra que, fatalmente, termine siendo acusada de plagio“.

* Fuente de la foto de portada: blogadlibitumestudio.blogspot.com

Compartir:
error: Este contenido está protegido