Johnny Rotten – “La Falsa Caridad”

La radio BBC de Londres estuvo tentando durante un tiempo a Johnny Rotten, vocalista y miembro fundador de los Sex Pistols para que participara en el festival denominado “Live Aid“, organizado por Bob Geldof, el cual se llevó a cabo el 13 de julio 1985. Pero, Johnny ya sabe el mundo entero que es un hueso “muy duro de roer“.

Simple, Rotten les hizo a los promotores algunas preguntas tales como: “¿A cuál de los dos ejércitos se está abasteciendo de alimentos? ¿Sabe alguien que hay una guerra civil en marcha en Etiopía? ¿De qué va todo esto en realidad?”. Por supuesto, estas preguntas cayeron como una “piedra en el estómago”…

La “Verdad” siempre sale a la Luz

(Terence Donovan Archive/Getty)
(Terence Donovan Archive/Getty)

Algunos años después de realizado el evento, más preguntas aparecieron y cobraron asidero de realidad. “¿Por qué se habían interceptado los camiones que transportaban la comida en la frontera? ¿Dónde había ido a parar la misma? ¿Se había puesto en marcha algún programa educativo para enseñar a esta gente a cultivar sus tierras, en lugar de dejar que sus cabras se comieran todo y después preguntarse por qué no quedaba nada?”.

Según palabras de Johnny Rotten, que no tiene ni tuvo nunca un solo pelo en la lengua: “no me dejé engatusar para participar en esa historia de la “Band Aid”, porque quería saber hasta qué punto era un plan eficaz. ¡Y eso que Geldof es mi colega!. Básicamente, si no te sometías a la disciplina que proponían eras un cascarrabias“.

Indudablemente, para Johnny es más que válido ese postulado que dice que “se dona, pero no se dice el nombre del donador“. Para él, “la caridad como un fin en sí misma no era caridad ni nada parecido; era sólo un puñado de estrellas pop que se daban ínfulas y se sentían ‘muy generosas'”. Es más, la rabia lo carcomió todavía más fuerte y no contento aún remató contra sus pares: “Si se hubieran molestado en rascarse sus propios bolsillos, hubieran conseguido mucho más dinero del que podrían haber reunido todos los fans del mundo“.

Duro, lapidario, letal.

Vanidad descarada

Johnny Rotten2 - Johnny Rotten - "La Falsa Caridad”

Para Rotten, “Band Aid” no era más que una montaña de vanidad, ambición descarada, palmaditas en la espalda y mojigatería. Era insoportable. No quería solucionar problemas para nada sino, en realidad, mandarse la parte”.

Si bien no le habría venido mal participar, en pos de acrecentar sus propias obras benéficas, el músico publicó un comunicado que decía: “Yo mismo soy mi organización caritativa predilecta, y soy la única causa a la que pienso que merece la pena donar dinero. Para mí la caridad tiene que ser auténtica, ha de tener un significado verdadero, y un efecto verdadero.

Rotten y los niños huérfanos

Gran parte del trabajo del artista relacionado a caridad estuvo siempre dirigido a los orfanatos. Rotten ha confesado “sentir mucha pena por esos niños, y que todo lo que hace por los mismos lo realiza de manera que nadie se entere”.

Simplemente, el ex Sex Pistols basa sus donaciones en artículos para ser vendidos en eBay, a fin de conseguir dinero. Pero, todo bajo la premisa de que su nombre nunca aparezca, de manera de dejar al ego al margen. Johnny ha dicho en forma directa y sin tapujos lo siguiente:Ninguna persona debe ser más importante que la propia causa“. Punto final.

Fuente de las declaraciones: “Memorias”, autobiografía de Johnny Rotten. Originalmente editado por MalPaso Ed bajo el título “La ira es energía”, de Johny Lydon.

Compartir:
error: Este contenido está protegido