Ian Stewart – “El sexto Stone, el artífice”

Cuenta Keith Richards que en mayo de 1962 fue a un pub londinense de nombre “Bricklayers Arms“, a ensayar con lo que finalmente acabaría siendo parte de The Rolling Stones. Allí estaba Ian Andrew Robert Stewart (18/07/1938 – 12/10/1985), quien sería mundialmente conocido como Ian Stewart, o simplemente “Stu”.

“Ian Stewart junto a su piano. Captura YouTube“
Ian Stewart junto a su piano. Captura YouTube

La sala se encontraba en el piso de arriba del bar. Cuenta Richards que ya al ingresar al recinto se escuchaba el piano de Ian, al estilo boogie-woogie, del cual salía música de Meade Lux Lewis y Albert Ammons. “De repente fue como si me transportaran a otro lugar, ¡me sentí un verdadero músico y todavía no había llego al piso de arriba!“, contó Keith en su autobiografía “Vida“.

Stu había ido al Ealing Club en respuesta a un aviso que había publicado Brian Jones en la revista “Jazz News“, buscando músicos interesados en formar un grupo de Rhytm and Blues. Ellos fueron el punto de partida, pero la incursión de Ian fue determinante. Es más, Stewart había visto a Mick y a Keith tocar en el Ealing Club. y fue quien invitó a Jagger a sumarse al nuevo proyecto. Mick contestó: “Ok, pero solo si viene Keith también“.

Y entonces quedaron seis

Esto, en muy resumidas cuentas, fue el génesis de la banda de Rock más longeva del mundo, que incluía a Dick Taylor en bajo y todavía no tenía a Charlie Watts tras los parches. Ian, que veía con recelo al Rock And Roll por aquel entonces, fue determinante en quién se quedaba y quien salía de la agrupación.

Entiendo que los Rolling Stones le pertenecen: sin sus conocimientos y su capacidad organizativa, sin el paso que dio arriesgándose a tocar con un puñado de mocosos, no habríamos llegado a ninguna parte“. Con estas palabras, Keith Richards definió la importancia que tuvo Ian en la banda.

“Brian Jones, Bill Wyman, Charlie Watts, Ian Stewart, Keith Richards y Mick Jagger“
Brian Jones, Bill Wyman, Charlie Watts, Ian Stewart, Keith Richards y Mick Jagger

No me gusta tu cara

Ian era apenas unos años más grande que el resto, incluso más joven que Bill Wyman, cuya edad fue inicialmente camuflada ante la prensa por motivos comerciales. Pero eso no quitó que Andrew Loog Oldham, manager de los Stones le dijese “ya no estarás en el escenario, seis miembros son demasiados para un grupo popular y además, siendo mayor, tan corpulento y de mandíbula cuadrada, no encaja tu imagen“.

Ian, nacido en Escocia pero criado en Sutton, Londres, tuvo que dar un paso al costado. Amante de estilos como el Rhythm & Blues, el Boogie-Woogie, el Blues y el Jazz, siguió con los Stones pero como manager de ruta y grabando en el estudio. Con los años ocuparía un lugar en el escenario también, un merecido lugar.

Un hombre de gran corazón según Keith Richards. Y fue su corazón lo que se lo llevó de este mundo el 12 de diciembre de 1985, en la sala de espera de una guardia de hospital. Esto ocurrió poco antes de la salida al mercado de “Dirty Works“, álbum número 18 de la agrupación. En el citado trabajo, por supuesto, Stu se encuentra al piano.

Reconocimiento Post-Mortem

The Rolling Stones dieron un concierto homenaje junto a Rocket 88 en febrero de 1986, en el “Club 100” de Londres. Rocket 88 fue una banda inglesa de Boogie-Woogie formada a fines de los 70’s por Ian Stewart, Charlie Watts, Alexis Korner y Dick Morrissey. En el citado show incluyeron un clip de 30 segundos de Stewart tocando “Key to the Highway“, un standard de Blues de 1940 versionado infinidad de veces por variados artistas. Casi como un presagio del destino, el último tema de “Dirty Works“.

Cuando los Stones fueron incluidos en el “Salón de la Fama del Rock and Roll”, en 1989, solicitaron que se incluyera el nombre de Ian Stewart junto al del resto de los integrantes. Y así fue…

Ian Stewart al piano. Universal Music Group
Compartir:
error: Este contenido está protegido