Gram Parsons – “Una Historia de Película”

Esta es una historia digna de ser cinematográfica y, de hecho, fue llevada a la pantalla grande con la película “Grand Theft Parsons”: se trata sobre la historia de Gram Parsons. Gran amigo y compañero de Keith Richards, creador del estilo country-rock en los Byrds, se encontraba absolutamente deprimido y cautivo de las drogas, al filo del verano de 1973. El único refugio que lo hacía feliz era el Parque Nacional de Joshua Tree, el de los famosos árboles que inmortalizó U2 con un disco glorioso. El mismo parque en que acostumbraba pasar la noche, con los cactus y asimismo divisar “platillos voladores” junto a Keith Richards. Gram Parsons decidió pasar unos días en el hotel que acostumbraba. Es decir, el “Joshua Tree Inn“, un modesto motel de carretera de camino al pueblo del parque, en el 29 de Palms Highway.

GramParsons - Gram Parsons - "Una Historia de Película"

Gram Parsons se encontraba junto a Margaret Fisher, su novia del colegio, con la que había vuelto tras su divorcio con la actriz Gretchen Burrell. Parsons se metió bastante heroína. Luego la mezcló con morfina que había conseguido en una farmacia, cóctel que derivaría en una sobredosis letal, de la cual no lograrían reanimarlo. Gram sólo tenía 26 años. El músico culpable de que los Rolling Stones hicieran canciones como “Wild horses” o “Country Honk” de pronto había muerto.

Una voluntad que había que cumplir

Cuando el manager de Gram, Phil Kaufman, se enteró que el féretro ya estaba en el aeropuerto de Los Ángeles, a punto de salir en un vuelo hacia Nueva Orleáns, fue cuando decidió que hacer con el mismo. Sin meditarlo siquiera, Kaufman decidió robar el cadáver para cumplir una promesa que le había hecho a Gram, cuando este le confesara que quería que tras su muerte se emborracharan y le quemaran en el desierto del Joshua Tree. Entonces Kaufman reclutó a un guardaespaldas para viajar hacia el aeropuerto y recuperar el cuerpo del amigo. Esa vez se abastecieron de Jack Daniel’s y cervezas y, en poco más de dos horas, ya estaban en el aeropuerto de Los Ángeles. Kaufman convenció al oficial del aeropuerto, con algunos papeles de Parsons, de que la familia había cambiado de idea y de que no quería que el féretro volara hacia Nueva Orleáns. No sin algunos contratiempos, finalmente consiguieron el féretro y partieron hacia el desierto.

“Parque Nacional Joshua Tree“. Fuente: gizzeta.it
Parque Nacional Joshua Tree“. Fuente: gizzeta.it

Llegaron muy de noche al Monumento del Parque, pero condujeron hasta que no pudieron más por lo ebrios que estaban. Se detuvieron cerca del famoso Cap Rock, un lugar mágico y religioso para los apaches. Después sacaron el féretro del automóvil, lo pusieron en el suelo y extrajeron del mismo el cadáver de Gram. Prosiguieron regándolo con más de 10 litros de gasolina que llevaban en bidones. Tras un rato, el fuego carbonizó el cadáver en su totalidad; justo en ese preciso momento fue cuando divisaron un coche a los lejos y, sin dudarlo, huyeron raudamente del lugar.

El fuego y el humo alertaron inmediatamente a los guardas del Parque. Kaufman y compañía escaparon y en sólo tres horas estuvieron en Los Ángeles. En la actualidad, el supuesto lugar de la cremación de Gram Parson es un espacio intermitente de peregrinación.

Compartir:
error: Este contenido está protegido