Deep Purple – “Indonesia 1975, una Experiencia aterradora”

“Captura de pantalla del documental ‘Gettin’ Tighter: The untold story of the 1975/1976 MKIV World Tour’“
Captura de pantalla del documental ‘Gettin’ Tighter: The untold story of the 1975/1976 MKIV World Tour’

Jon Lord: Fuimos a Indonesia y todo comenzó a salir mal.

Glenn Hughes: Volamos hacia la selva y el piloto me cuenta después que no veía más que selva y la pista en Jakarta es muy pequeña. Un aterrizaje absolutamente espantoso.

Jon Lord: Salimos de nuestro avión en Indonesia y después de pasar aduanas y formalidades encontramos a dos de los guardaespaldas que estaban en la gira para cuidar a Tommy Bolin y a Glenn más que a todo, pero también para protegernos. Y uno de ellos, me acuerdo perfectamente, dijo: “Este es el mejor lugar del planeta”. Ya llevaban allá como tres días organizando todo. Asegurándose de que el hotel estuviera bien y todo eso. “Es el mejor lugar del planeta, se imaginan la movida”. Y nos subimos en los autos y nos dirigimos al centro de Jakarta y las calles estaban surcadas… Es decir, en la caravana de nuestros autos había tanques y ejercito caminando junto a nosotros. Y había gente surcando las calles. Era una procesión, miles y miles de personas.

“Afiche promoción de uno de los conciertos en Indonesia“
Afiche promoción de uno de los conciertos en Indonesia

Glenn Hughes: Éramos la primera banda de América e Inglaterra en tocar allá, la primera.

Jon Lord: Había miles y miles de personas. Todo era bastante extraño. Demasiado extraño. Y, después se vio, inmensamente extraño.

Glenn Hughes: El lugar para el concierto supuestamente era del tamaño del O2 en Londres, unas 15.000 personas. Era un estadio de fútbol de 50.000 sillas pero había 125.000 personas apiñadas allí adentro por cada show.

Jon Lord: También vendieron otra noche, vendieron dos noches en lugar de una.

Glenn Hughes: Hicimos el primer show, un par de canciones como siempre. Corto, porque sentimos un ambiente… Había algo raro allá. El promotor era extraño. Y en la tarde había visto movimiento con perros doberman. Había como 200 doberman atados a correas. El ejército se encargaba de la seguridad. Y me costó mucho trabajo darme cuenta de que esto iba a ser un problema. Después de ese show, hubo un poco de fiesta en mi habitación, un par de chicas estaban en mi habitación con Neil Slaven, Patsy Collins y Paddy Gallahan, nuestro equipo de seguridad. Y… hablando con estas chicas, Patsy golpeó a Paddy porque quizás le habló a una de las chicas de una forma que no debía. Y tuvieron una especie de altercado. Y luego Patsy golpeó a Neil Slaven, mi asistente. Y Patsy salió de la habitación enfadado. 30, 40 segundos después, salí detrás para ver adonde había ido. Un silencio escalofriante, no estaba por ningún lado. Así que seguimos la fiesta.

“Tomy Bolin, gran compañero de juerga de Glenn Hughes”
“Tomy Bolin, gran compañero de juerga de Glenn Hughes”

Jon Lord: nuestros managers descubrieron que sólo nos iban a pagar la suma original que habíamos acordado para tocar frente a 20.000 personas. Así que hubo un poco de pelea con eso, lo que al final condujo, yo diría, a la muerte de uno de los guardaespaldas.

Glenn Hughes: A las 7 de la  mañana entró la policía, el ejército, y me llevan a la cárcel. Patsy estaba muerto. Se había “caído” por el hueco del ascensor seis pisos para abajo, cayó en el entresuelo, se arrastró hasta el lobby y murió. Yo solo sabía que estaba muerto. Me metieron preso por ser el último que lo vio, y a Neil Slaven y a Paddy también. A Rob Cooksey también lo arrestaron porque era el manager.

Jon Lord: A Glenn lo arrestaron junto con un tipo que lo cuidaba y el otro guardaespaldas y nuestro manager, como cómplices de asesinato.  Que es lo que fue. No fue un accidente.

Glenn Hughes: Y después los cuatro estábamos parados frente a este tipo que se parecía a Idi Amin (ex presidente defacto de Uganda), totalmente enloquecido y lleno de condecoraciones, haciendo girar una pistola en la mesa, y yo pensaba: “Nos va a disparar. Este hombre es la ley. Nos va a matar”. El video en mi cabeza iba más allá de cualquier cosa que hayas oído o visto y, de repente, entraron estas dos mujeres, que obviamente eran prostitutas, y dijeron: “No, él se cayó por el hueco del ascensor”. Todo estaba medio arreglado y a uno de nosotros lo iban a matar.

“Captura de pantalla del documental ‘Gettin’ Tighter: The untold story of the 1975/1976 MKIV World Tour’“
Captura de pantalla del documental ‘Gettin’ Tighter: The untold story of the 1975/1976 MKIV World Tour’

Jon Lord: El hombre se llamaba Patsy, y lo empujaron por el hueco del ascensor después de que lo vieron discutiendo con alguien. Había un ascensor que no funcionaba bien y estaba cerrado para el resto del hotel y ahí fue donde ocurrió.

Glenn Hughes: Para lanzar a Patsy Collins, un musculoso inglés que trabajaba en seguridad, se necesitan por lo menos cinco o seis hombres para arrojarlo por el hueco. Mi teoría, y ya se lo he dicho a la revista Rolling Stone y a otras, es que lo agarraron y lo lanzaron por el hueco. Así, todo el dinero que íbamos a ganar por esas 250.000 personas que habían pagado la entrada, teníamos que regresarlo al promotor para poder salir del país. Lo único que teníamos de Patsy era su zapato. Yo lo llevaba en la mano, era lo único que nos quedaba, un zapato. Y Paddy se quedó para repatriar el cuerpo de Patsy al Reino Unido. Una experiencia horrible. Fue lo peor… Uno: mi amigo había muerto. Dos: había visto películas sobre personas que meten en la cárcel en países extranjeros y tiran la llave. Ya era más que una película, era: “Esto no puede estar pasando, ¿estoy despierto?”. Y me sacaron al día siguiente para dar el segundo concierto con un guardia armado en el escenario apuntando, y tan pronto como bajé del escenario me volvió a llevar a la cárcel.

Jon Lord: Recuerdo tocando la segunda noche bajo una tremenda coacción. “¡Seguirán actuando!” nos decían cuando no queríamos seguir y… creo que tocamos como 40 minutos con la cabeza baja y lágrimas en los ojos.

Glenn Hughes: Cuando estábamos cantando “I need Love” soltaron a los perros. Y vi como mutilaban a la gente, los mordían. Todos gritaban. Niños, adultos, que eran atacados por dobermans entrenados. Yo estaba enloquecido.

Jon Lord: Hicieron muchísimo dinero los promotores, sobre lo que nos iban a pagar por ir. No es de extrañar que nos recibieran con un desfile triunfal. Debieron reírse todo el tiempo camino al banco. En el aeropuerto, a la mañana siguiente, habían sacado el aire a las ruedas de nuestro avión. Y no podíamos despegar sin antes cambiarlas e inflarlas.  Y nos dijeron que no nos daban el equipo para hacer eso si no pagábamos. Tuvimos que pagar miles y miles de dólares para conseguir el equipo del aeropuerto. Y no dejaban que ningún trabajador del aeropuerto lo hiciera, así que el copiloto y el ingeniero de vuelo y cuatro de nuestros compañeros de viaje, bajo su propia responsabilidad, cambiaron las ruedas del avión.

Glenn Hughes: No sé cómo salimos de ese país, vivos.

Fuente: “Gettin’ Tighter: The untold story of the 1975/1976 MKIV World Tour

Compartir:
error: Este contenido está protegido