Badfinger – “Entre el Brillo y la ‘Mala Suerte'”

Day after day “, “Come and get it“, “Without You” y “No matter what“, entre otras canciones,  pueden no ser radiadas actualmente pero están en la memoria y en los corazones de muchos. Todos clásicos inmortales de una banda que arrancó con todo el apoyo y terminó sumida en la tragedia. Esa banda se llamó Badfinger.

“Alemania, 1970. Fuente: pinterest.de“
Alemania, 1970. Fuente: pinterest.de

Los Comienzos

Fichados para el sello Apple de los Beatles parecían tener el futuro asegurado. Un mundo que ya no contaba con los “Far four” en actividad lucía vacío, y Badfinger parecía devolver de repente la esperanza a esa tierra que ya no contaba con la banda de Paul, Ringo, John y George en actividad. Pete Ham, Mike Gibbins, Tom Evans y Joey Molland lo hicieron posible, al menos durante un lapso de tiempo.

Algunas personas realmente creían que Badfinger eran los Beatles, o al menos algunos de los Beatles, escribiendo y grabando con una mesa redonda de músicos de sesión y ocultándose en seudónimos para mantener todo discreto y mantener a todos adivinando. Rumores de fines de los 70’s.

Los músicos

“BBC “Radio One” (1972). Fuente:  pastdaily.com“
BBC “Radio One” (1972). Fuente: pastdaily.com

Ham y Gibbins, oriundos de Swansea, Gales, junto con Evans y Molland, nativos de Liverpool, vivían con su mánager en una casona en Londres. Allí compusieron y ensayaron, comieron, durmieron, se pelearon y reconciliaron con sus novias e hicieron todo lo posible para mantener a la banda unida. Paul McCartney les dio “Come and Get It“, y se convirtió en su primer éxito. George Harrison produjo y tocó en “Day after day “, y se convirtió en su último éxito, tres años después. Apoyo no les faltaba.

Pero…

En abril de 1975, Badfinger terminó sin dinero y para peor, sin ideas sobre cómo continuar. Abandonada por Apple, la banda se mudó a Estados Unidos y logró firmar con Warner Brothers Records. Luego, una sumatoria de malos consejos comerciales los dejaron endeudados con el sello, y su mánager estadounidense se fugó con el poco capital que les quedaba. Warner sacó el último álbum de Badfinger denominado “Wish you were here”, su última gran esperanza, de los estantes de las tiendas de discos.

“Portada de “Wish you were here”, último lanzamiento en estudio”
Portada de “Wish you were here”, último lanzamiento en estudio

El Ocaso definitivo

Peter Ham, máximo compositor y quien cantó en la mayoría de las grandes canciones, se ahorcó sumido en una profunda depresión, y Badfinger pasó a la historia. El suicidio de Ham fue poco notado en la prensa de rock, y los esfuerzos musicales posteriores de los miembros de la banda sobrevivientes no tuvieron ningún impacto en las listas de charts.

Ocho años después de que Ham se ahorcara, Tom Evans hizo lo mismo colgándose de un árbol en el patio trasero de su casa, a menos de 500 metros del garaje de Pete Ham.

Ironías de la vida y del destino, un destino inmerecido para una banda que podía haber llegado a más”.

Fuente: “Without You: The Tragic Story of Badfinger”, Dan Matovina. Publicado en 1997.

Compartir:
error: Este contenido está protegido