Annihilator – “Set the World on Fire”

Canada, Ontario, cuna de grandes músicos y grandes bandas. Cuna de verdaderos “monstruos del Rock”, ¿hace falta dar más aclaraciones?, no. Voy a Annihilator:

Banda fundada en 1984 por el guitarrista Jeff Waters y el vocalista John Bates, son el grupo de Thrash Metal canadiense más vendido en la historia de ese país. Pero, y esto no debería sorprender a nadie, la mayoría de sus ventas se han generado fuera de Canadá. Junto con Sacrifice, Voivod y Razor, Annihilator es reconocido como uno de los “cuatro grandes” del género en su país de orígen.

También se los considera parte de la segunda ola de bandas de Thrash de finales de los ochenta y principios de los noventa junto con Sepultura, Sacred Reich, Flotsam y Jetsam, Dark Angel, Testament, Death Angel y otras más.

“Jeff Waters, el hombre“. Fuente:  ranguitars.com
Jeff Waters, el hombre“. Fuente: ranguitars.com

El Mundo en Llamas

Set the World on Fire” es el tercer álbum de estudio de esta agrupación, lanzado el 24 de agosto de 1993 por Roadrunner y Epic Records. El álbum recibió críticas mixtas, atenuando los elementos de velocidad y Thrash de sus predecesores “Alice in Hell” y “’Never, Neverland”’; a favor de un sonido Hard Rock más amigable con la radio (“Sounds Good to Me“).

La canción principal, “Knight Jumps Queen” y “Brain Dance” se han convertido en favoritos de los fanáticos poco después del lanzamiento del álbum. Este registro tuvo mucho éxito en Europa y Asia, pero no logró su objetivo en Estados Unidos, lo que llevó a la banda a perder su contrato con Roadrunner en 1993.

Personal

Del mismo participa la siguiente camada de músicos, además de Jeff Waters al timón en todos los temas, además de la producción: Aaron Randall, Neil Goldberg, Wayne Darley, Mike Mangini, Ray Hartmann, Rick Fedyk, John Webster, Mark Lafrance, David Steele, Norm Gordon, Coburn Pharr y “The Annihilettes”.

“The Annihilettes” llamó Jeff a un grupo de coristas que cantan en la placa, al igual que Ray Charles ya había tenido sus “Raylettes”, Waters nos quiso ser menos. ¿Mike Mangini te suena?. ¿Dream Theater quizás?. Sigamos…

Lanzamientos y reedición

La versión japonesa, país en la que los discos suelen tener un bonus track, incluyó el clásico de Judas Priest “Hell Bent for Leather” de Glenn Tipton. Una posterior reedición en formato digipack, además del tema de Judas vio la luz con una versión acústica de “Phoenix Rising“.

Un gran álbum integrado por verdaderos profesionales, más allá de lo arbitrario y subjetivo de mis comentarios. Un registro versátil, prolífico, alejado ya del Thrash que vio nacer a Annihilator y con el cual ganó el mercado. La banda pronto sería el proyecto de Jeff Waters, y punto“.

Compartir:
error: Este contenido está protegido